Guía para entender la proactividad

No soy la primera persona que enfatiza la importancia de ser proactivo. De hecho, se ha convertido en una palabra de moda entre fundadores y empresarios; algo que la gente dice que suena muy bien, pero sobre lo que no toman acción.

Promocionan su importancia, pero ¿pueden decir lo que significa proactividad? ¿Pueden explicar cómo ser proactivo? Según mi experiencia, no. Y ello representa un gran problema.

Han hecho que la palabra proactividad pierda valor al ponerla de moda. Se ha convertido en un ruido; algo que se oye, pero no se escucha. Es hora de añadir claridad y volumen a esta palabra.

Aquí la verdad: la proactividad es un factor clave en la creación del éxito y la única manera de desarrollar todo el potencial que encierran los individuos y las empresas.

¿Cómo se puede ser una persona proactiva?

¿Qué significa ser proactivo? Según Merriam-Webster, significa «actuar anticipándose a los problemas, las necesidades o los cambios futuros». Dicho de otra manera, ser proactivo significa completar acciones planeadas para alcanzar metas que beneficien el negocio. Significa concentrarse en lo que es importante, no solo en lo que es urgente.

El problema es que el mundo actual es más reactivo que proactivo. Según Merriam-Webster, una persona reactiva es alguien que «responde fácilmente a un estímulo». En otras palabras, una persona reactiva actúa a partir de la urgencia y la influencia externa.

Muchas personas pasan días sin avanzar en sus labores debido a que para ellos el sentimiento de urgencia es más fuerte que el sentimiento de importancia. Por ello, viven atrapados en un bucle interminable:

  • «¿Un nuevo correo electrónico? Será mejor que responda de inmediato».
  • «¿Convocatoria de reunión? No puedo decir que no».
  • «¿Notificación de averías? Es mejor que responda antes de que se pierda en la larga lista de mensajes».

Y, al final del día, se preguntan adónde se fue su tiempo.

Haz que las cosas pasen; sé una persona proactiva

La reactividad es peligrosa porque hace que la persona sienta que es productiva. Y es que acaba de responder a 53 correos, ¿cierto? Claro, pero hay una gran diferencia entre «hacer las cosas» y progresar.

Velo de esta manera: una persona proactiva es como un caballo semental y una persona reactiva como un caballo balancín. Ambos se están moviendo, pero solo uno avanza. ¿Cuál crees que gana la carrera? La proactividad siempre supera a la reactividad.

El rasgo más importante de las personas proactivas

¿Qué se necesita para ser proactivo? En una palabra: disciplina.

Esta es la razón por la cual la autodisciplina es tan importante. El mundo pondrá a prueba tu determinación en el momento en que empieces a incorporar la proactividad en tu vida.

Sin embargo, las emergencias surgirán, las demandas aumentarán y tú estarás tentado a caer en comportamientos improductivos y reactivos. Debes estar muy pendiente de no permitirte este tipo de conductas.